Mirar

Tarde o temprano tenía que llegar. Escribir una columna de opinión en un periódico y dedicar una de ellas a Julio Camba es cuestión de tiempo. He tardado casi seis años. Algunos pensarán que llego tarde; otros que demasiado pronto. Supongo que en un momento dado uno tiene la necesidad de reconocer a quien dio forma a este género periodístico. Ese instante viene cuando se da la mezcla entre la dificultad que tiene escribir y estructurar ideas de manera concreta, con la lectura o relectura de los artículos del periodista gallego.

mirar

Acabo de regresar a Camba gracias a una recopilación de los textos que escribió durante el año en el que el diario ABC le envió como corresponsal a Nueva York. Era 1916. Una serie de piezas que van desde las notas de color de una ciudad que ya crepitaba hasta la reflexión política en un momento en el que Estados Unidos decidía entrar en la Primera Guerra Mundial. Un espacio corto en el que Camba da, sin embargo, la medida de lo que puede ofrecer su estilo. Cien años después de su publicación y con el contexto social y político totalmente transformado, los artículos respiran con fluidez, como si hubieran sido escritos ayer mismo.

Porque Julio Camba no escribe; mira. Ése es su secreto : la mirada. Y ése debería ser el objetivo de todos los que tenemos una columna periódica : saber mirar lo que nos rodea. Después compartirlo, pero de nada sirve escribir unas cuantas líneas con mi opinión si no veo más allá de mis gafas; si no respeto aquello sobre lo que opino. Donde lo importante no soy yo sino el otro, lo otro.

Ahí está uno de sus puntos fuertes : no se toma en serio. Aunque lo que cuente sea de vital importancia, su punto de vista siempre parece superficial, desdeñoso, como el de alguien que mira un cuadro sin deternerse frente a él. Pero esto es solo el disfraz. Basta una frase de un peatón, una anécdota, un ruido o un gesto para, a partir de ahí, ampliar la mirada y sobrevolar la excusa como sin querer.

Durante su lectura he llegado a la conclusión de que de todas las firmas a las que leo a menudo, sólo las que miran de una determinada manera acaban por atraerme a su mundo. Puedo compartir su punto de vista o no, pero sé que su opinión se fundamenta en una mirada, no en una obediencia, en un impulso concreto o en un sentimiento improvisado. Y de esas firmas siento envidia e intento aprender.

Si Camba, leído hoy, puede parecer poco serio, es, y valga la paradoja, por el uso del humor. Es su vehículo favorito para hablar de casi cualquier cosa. Y lo conduce de manera ejemplar. Es tan difícil manejar el humor en una columna. Y más ahora, cuando el humor se ha convertido en material inflamable, en un prisma peligroso sobre el que ver una realidad que no tiene maldita la gracia. Entonces, la mirada de Camba se antoja imprescindible porque solo con la distancia que da el humor, entedido éste como punto de vista y no como rebajante de la amargura de lo real, se podrá entender a la sociedad y al otro que está enfrente.

Muy pocas veces, ver la vida con gracia y con sentido del humor se ha considerado como algo profundo o serio. Es curioso que cuando se toma en serio el humor, como es el caso actual, es agredido, descontextualizado y menospreciado por considerar su punto de vista agresivo y despectivo sobre la realidad en la que se fija.

Cuando opinar se ha convertido en una obligación militante, cuando las columnas se parecen más a las militares que a las arquitectónicas, la prosa de Camba ayuda a lavar los ojos del adjetivo solemne y de los argumentos troquelados; ayuda a aligerar peso, a reirnos del reflejo del espejo; ayuda a escribir sin la necesidad de contentar sino con la necesidad de comprender; ayuda a mirar.

Artículo publicado en la edición de febrero del periódico Bilbao.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s