Milagros

Para Pedro

En Montreal hice muchas cosas. Una de ellas fue convertirme, ocasional e intituivamente, en profesor de español. Una amiga me dijo que tenía un conocido, director de cine, que quería mejorar su español porque estaba preparando una historia en la que necesitaba sentirse seguro con el idioma. Le dije a mi amiga que yo no era profesor pero insitió en que yo era ideal para este hombre. Así que accedí. El cineasta resultó ser Philippe Falardeau. Candidato al oscar por Profesor Lahzar, pertenece a una especie de boom del cine quebequés que junto a Denis Villeneuve, Jean Marc Vallée y al jovencísimo Xavier Dolan ha colocado en el mapa cinematográfico a esa Galia canadiense llamada Quebec.

Continue reading